Baja Autoestima

baixa autoestimaTodos tenemos una idea respecto a nosotros mismos. Nos sentimos listos o “tontos”, espabilados, hábiles o poco capaces, ágiles o torpes, guapos o no tanto, nos gustamos o no,…

Nuestra autovaloración es muy importante dado que de ello depende en gran medida la realización de nuestras propuestas e incluso, plantearnos unos u otros objetivos.

Las personas que se sienten bien consigo mismas, seguras, tienen una buena autoestima. Está muy relacionada con la satisfacción. Cuando nos encontramos bien con nosotros mismos somos más capaces de enfrentarnos a las dificultades que nos podemos encontrar en la vida, es menos complicado resolver retos y con seguridad, por lo tanto, nos movemos con más facilidad.

¿Cuando hay que preocuparse?

Una persona con baja autoestima difícilmente se sentirá satisfecha y se sentirá incapaz de conseguir aquellos objetivos que desearía. Con infravaloraciones nos autolimitado y fracasamos.

La baja autoestima suele manifestarse en una autocrítica constante de la persona hacia sí misma (no puedo, no sé), autoevaluaciones negativas (lo hago mal), culpa, sentimientos de inferioridad (los otros pueden y yo no), predicciones de fracaso (no podré), alta frustración ante errores (nunca podré), inseguridad ante situaciones cotidianas (miedo) y en las relaciones interpersonales (evitación, huida) y poca o ninguna autoafirmación ante los demás (problemas de asertividad, no saber decir las cosas).

Con baja autoestima las consecuencias negativas en el ámbito académico son frecuentes (fracaso escolar). Es habitual también el estrés en el ámbito laboral pero fundamentalmente, a donde tiene mucha repercusión es en la manera en cómo nos relacionamos con el otros (dificultad en las relaciones sociales).

Las personas con déficit de habilidades sociales experimentan aislamiento social, soledad, como consecuencia de percibirse a sí mismas como incompetentes e inferiores socialmente.

¿Qué podemos hacer?

En Centro Terapéutico Rosellón estamos especializados en el tratamiento de la baja autoestima. Estos problemas los tratamos con un psicólogo experto para garantizar el éxito de la terapia. Es fundamental hacer un buen análisis de los rasgos personales, más allá de los defectos. Se han de evaluar capacidades y posibilidades de mejora. Se debe hacer un planteamiento de objetivos donde conseguirlo es igual a éxito sin necesidad de la perfección. Quizás hay una reorientación personal, quizás es prioritario un entrenamiento en expresión y comunicación,… os acompañamos.

No hay una terapia estándar para todos, el tratamiento es personalizado. Solicitar información se puede hacer sin ningún compromiso en nuestro gabinete de Psicología Clínica.